martes, noviembre 08, 2005 18:42

Cuatro

En la concepción mercantilista de las elites "prisiacas" sobre el Estado, no podía caber otra contrapartida a su esfuerzo sectario contra el gobierno Aznar, que una recompensa económica. El único medio de comunicación que le faltaba al imperio, era una televisión en abierto. Pues ese ha sido el regalo de Reyes para don Jesús.

Mucho se ha mentido al respecto sobre esta materia, sobre todo pretendiendo confundir a la gente diciendo que no se trataba de un nuevo canal, sino de dar Canal Plus en abierto, evidente mentira. Cuatro es un nuevo canal con contenidos diferentes a los de Canal Plus, el cual puede seguirse previo pago en la televisión privada del imperio. Es decir, ahora tienen dos canales, el Plus que es el de los negocios, fútbol-toros-cine de estreno, y éste, que es el de la propaganda, no obstante no dará pérdidas, sino beneficios.

El escándalo mayúsculo que esto provocó, hizo que algunas cadenas, por cierto muy fieles al actual gobierno (todos recordamos el prestige y Telecinco hasta un año abriendo informativos, contrasta con el cobarde silencio del Carmel y el incendio de Guadalajara) se levantasen en armas. Pero a ZP no le importa regalar dinero, así ha comprado sus voluntades. Reduciendo un 15% la publicidad en TVE, los españoles pagamos el acuerdo para que PRISA emita en abierto. Eso si, los partidos si los quieres, los pagas aparte.

Nadie sabe como reducirá el déficit de TVE el señor ZP, desde luego por el momento está gastando el dinero que los españoles invertimos en TVE en pagar deudas políticas con actores y pseudo artistas apaniguados y para fines propagandísticos.

Lo más recomendable sería borrar este canal de nuestros televisores. Aunque seguramente no logre superar a Telecinco, serán entre progres, entre quienes peleen por la audiencia. Sin embargo, mientras Telecinco apostará por un progresismo más desinhibido, Cuatro apostará por un progresismo elitista, pseudo intelectual, con un toque de cómico rigor y de falsa moral. En pocas palabras, no imagino a Cuatro emitiendo un "granhermano", pero nunca se sabe.

Desde este nuevo púlpito se continuará la cruzada mediática en pos del enriquecimiento personal, porque Polanco, que nadie lo olvide, es ante todo un empresario, que hizo su dinero con Franco y ahora juega a ser el cuarto poder de España, o tal vez el primero y único. Pero don Jesús, es ante todo empresario, y no sacrificará unos garbanzos por un puñado de poder: tomará ambos, o al menos lo intentará.

Resulta curioso y alarmante que en este proceso de mentalidad única impuesta, se persiga con voracidad masónica la única isla de libertad de opinión, la cadena COPE. Y entre mártires suicidas imaginarios, la sucesión de Acebes y demás primicias informativas "prisiacas" se persiga, la opinión, y no la mentira. Les molesta la libertad, en su doble rasero solo quieren libertad para ellos mismos. Tras los vergonzosos sucesos después del 11-M, muchos todavía nos estamos riendo de la cacicada del procesamiento a los "agresores" de Bono, el silenciamiento del Carmel y las intimidaciones de Guadalajara.

En definitiva, queremos saber la verdad. ¿Por qué le regala el PSOE una televisión a Polanco? ¿ Por que se reduce la autofinanciación de TVE? ¿Cuando se va a tener una televisión pública de calidad, sin amiguismo, manipulación, ni sectarismo?

España quiere saber la verdad. El cuarto poder, desde Cuatro, no creo que nos la cuente.


-.Julio Alejandro Buenaplata

:: adelante! TV

:: nos siguen

:: archivo del blog

:: comunicados

:: redes de blogs

:: activismo y campañas

:: tracking

eXTReMe Tracker