sábado, octubre 08, 2005 19:00

Carrillo, honoris causa

Es deleznable ver como todos los criminales tienen reconocimiento público en esta nuestra España. El recibimiento a la asesina de ETA recien salida de la cárcel de Topas, es todo un insulto para las victima de esa hija de puta, que habrán recordado que esa alimaña un buen día acabo con la vida de un ser querido.

La propuesta de IU en el Congreso para que la "Pasionaria" tenga un busto o cuadro en la sede del Legislativo, es una manera de perdurar unos símbolos mientras otros son retirados con nocturnidad y alevosía. Puro revanchismo e incompetencia, la de un partido, IU, totalmente desfasado. Si esas son las propuestas que tienen para España, mejor que no hagan nada, como hasta ahora.

Leemos en la prensa la penúltima sinrazón a la que, por desgracia, vamos acostumbrandonos. Carrillo, el genocida de Paracuellos, va a ser nombrado doctor "honoris causa" por la Universidad Autónoma de Madrid. Una noticia que desprestigia a esa institución, a la Universidad Española, y al propio galardón.

A la lista de doctores se añadirá el nombre de este asesino. Pocos honores ha hecho para merecer un título que recibieron entre otras personalidades, gente como Severo Ochoa o Lázaro Carreter. Como digo, una manera de empañar el reconocimiento y la excepcionalidad premiadas con un doctorado especial. En la noticia destacan como méritos para tal premio, su labor literaria.

Documentándonos al respecto, comprobamos que su obra literaria no es nada extensa, y si muy reiterativa, con títulos todos relativos a las memorias politicas y a la transición, claro está, desde el punto de vista del personaje comunista. Sorprende este doctorado, por los escasos méritos, por el curriculum del personaje en cuestión, y por suceder en un momento de revanchismo político abierto desde las izquierdas, que aprovechan todo momento para sembrar la discordia y recordar etapas, por suerte, ya superadas.

Sigo leyendo, y la prensa también hace referencia a que el hijo de Carrillo, es catedrático de Matemáticas en esa misma Universidad donde le van a "regalar" el doctorado. Vaya, parece que vuelve a encajar todo. Va a ser ese uno de los méritos principales para este homenaje, y para desviar la atención de la actualidad, recordar que se siguen abriendo heridas sin cicatrizar, reunir a los acólitos junto al anciano, y decir de nuevo que ellos son los "buenos". Espero que se le sigan recordando sus fechorías en Paracuellos, y que en un día tan especial, en el que se reconoce toda su trayectoria, sus víctimas sean homenajeadas como merecen. Este asesino no puede seguir impunemente de rositas. Debe pasar a la Historia como lo que fue, un genocida. Dejemonos ya de hipocresías, de eufemismos, y de carpetazos. Este anciano fue un asesino sanguinario.

Esta es la forma habitual de actuar de las izquierdas. Como la medalla que Bono se adjudicó a si mismo nada más aterrizar en el Ministerio de Defensa. ¿Devolverá también Carrillo el título de doctor?


-.Roberto Cuper

:: adelante! TV

:: nos siguen

:: archivo del blog

:: comunicados

:: redes de blogs

:: activismo y campañas

:: tracking

eXTReMe Tracker