lunes, abril 17, 2006 13:20

Laguna vasca

Ayer tuvo lugar un nuevo acto de exaltación de la raza de Sabino Arana, y de la que el lendakari es un mal ejemplo. Ya de sacar a un euskaldún presentable, podría haber ido mi primo Jon de Eibar, un tio alto, guapo, y listo, y no el Ibarreche, que por algo se debe llevar tan bien con las feas del PCTV.

Y es que, que mujeres tan horribles. Aún recuerdo con gran cariño ese breve momento en la sala Potemkin con Rosa, una preciosa hondarribitarra, alta, con larga melena morena y un cuerpazo espectacular, con la que podía haber sido feliz el resto de mis días, apostando en el frontón de San Sebastián, siendo socio con asiento en Anoeta, y disfrutando de la gastronomía y el txikiteo. Un amor platónico del que quedará siempre un buenisimo recuerdo y esos apasionados besos furtivos que compartimos. Le dí mi número de móvil, pero nunca llamó. Rosa, si lees esto, pon un comentario!

Todo esto viene a cuento de la parafernalia nazi del PNV en cada celebración nazionalista. La manipulación histórica y cuestionando la legalidad vigente, es algo muy grave, y que por desgracia cuenta con el apoyo del gobierno nazi-sociata sometido a ETA.

Por suerte gente como Rosa, mi primo Jon, y la mayoría de los ciudadanos están hartos de la mentira y la sinrazón que emana de los poderes públicos, y sus pretensiones se limitan a que en toda la región se pueda pensar libremente, sin tener que esconderse. Lo que no cabe es que las pretensiones de unos pocos se impongan a todos los demás.

Por cierto, en Nazi.org sigue el banner del PNV. Todo muy normal.



-.Roberto Cuper

:: adelante! TV

:: nos siguen

:: archivo del blog

:: comunicados

:: redes de blogs

:: activismo y campañas

:: tracking

eXTReMe Tracker