domingo, abril 30, 2006 9:47

La Nación Española

La Constitución elaborada en las Cortes españoles reunidas en Cádiz en 1.812 en su artículo 2 decía lo siguiente "La Nación española es libre e independiente, y no es ni puede ser patrimonio de ninguna familia ni persona", éstas deben de ser en esencia las bases de toda sociedad realmente democrática.

Actualmente La Nación Española se encuentra secuestrada por sus enemigos cómo en aquellas lejanas Cortes de Cádiz, aunque ya no es por las tropas Napoleónicas y si secuestrada por los Nacionalismos vasco y catalán y por las ambiciones de poder del Señor Rodríguez y de señores cómo Maragall y lo malo es que el proceso de descuartizamiento de la Nación española viene encima avalado por los asesinos de ETA.

En 1.978 con los asesinatos de Terra Lliure, del Exército Galego, de ETAp.m., de los GRAPO, etc, se elaboró una Constitución española hecha a medida de los Nacionalismos periféricos, con la supina ignorancia de pensar que la cesión aplaca los Nacionalismos, no hubo un debate serio y real de los límites competenciales entre gobierno central y regiones.

Hay intelectuales que dicen que el fallo de La Constitución de 1.978 estuvo en que Andalucía al rebelarse y esgrimir sus derechos históricos generalizó el café para todos. El problema es el contrario, es que se fraguó una Constitución que decía que unos españoles eran de primera y otros de segunda.

Si viviéramos en un Estado moderno, no debería de haber ni derechos forales, ni desigualdades jurídicas, fiscales y legislativas entre los ciudadanos de una misma Nación por el hecho de nacer en un lugar u otro.

Todo español está obligado a ser fiel a la Constitución, obedecer las leyes y respetar a las autoridades establecidas cómo decía el artículo 7 de la Pepa, el problema se da cuando tenemos un presidente cómo el Señor Rodríguez que vía Estatutos de Autonomía cómo el catalán o el andaluz traiciona a la Constitución y vía Legalización del PCTV-EHAK y del Fiscal General del Estado deja de cumplir leyes cómo La Ley de Partidos. El Señor Rodríguez con sus actuaciones ha trocado la lealtad
a la Constitución que prometió a cambio de mantenerse en el poder.

Tras la ignominia de declarar a Cataluña Nación sin consultar a toda La Nación Española que es en la que recae la soberanía Nacional y tras la extensión del error a Andalucía y por ende seguramente a casi todas las regiones españolas, para tapar las miserias al partido gobernante no queda más remedio que el pueblo soberano reveindique sus derechos.

Si el pueblo español calla estará otorgando vía libre a todos los desmanes que desde el poder se nos quieran imponer, una sociedad libre, moderna y democrática ha de protestar para defender su legalidad, si no nos sabemos defender podemos llegar antes que nos demos cuenta a la Venezuela de Hugo Chaves o la Yugoslavia de Milosevic.

Como decía el artículo 6 de la Constitución de 1.812 "El amor de la Patria es una de las principales obligaciones de todos los españoles y, asimismo, el ser justos y benéficos", si la sociedad civil española no reveindica sus derechos quedará presa ya de por vida a lo que unos políticos sin escrúpulos quieran hacer con su Nación y sus derechos.

Es la hora de la Nación, la hora de los españoles que se aman y quieren seguir siendo hermanos y sólo me cabe decir ¡Viva La Nación Española! y rezaré, si me dejan desde el gobierno, porque no me detenga la policía del régimen por vociferar.


.Antichancletas.
(colaborador)

:: adelante! TV

:: nos siguen

:: archivo del blog

:: comunicados

:: redes de blogs

:: activismo y campañas

:: tracking

eXTReMe Tracker